Archive for the ‘fotos innecesarias’ category

La señora de los gatos

14 abril 2010

La historia es así:

Todo barrio que se precie, tiene una anciana señora cuya mayor pasión es coleccionar mininos. Es algo obligatorio, supongo: en un barrio  debe haber, una escuela, una comisaría, una sala de primeros auxilios y una vieja con muchos gatos. Si no la hay el barrio es abandonado y se empieza de nuevo cuando alguien accede a cumplir ese rol.

A mi me gustan los gatos. Quizás en muchos años, cuando envejezca (ejem) ese sea mi futuro. Me pondré un batón, comenzaré a hablar con mis vecinos sobre nietos y extrañas pócimas para combatir la tos (eso va a ser todo un logro, no me gusta mucho hablar con mis vecinos) y dejaré que los gatos se reproduzcan en mi patio.

Por ahora, solo tengo un gato, pero a un par de cuadras de mi hogar, descubrí la casa de la señora de los michis. Debe haber, fácil, quince gatos, de distintos tamaños, edades y colores. Como la casa está de camino al colegio de mi hija, suelo pasar por allí una que otra vez. Obviamente, que mi idea es tomar una foto cuando todos los animalitos estén presentes, pero hay dos problemas:

1) Cada vez que paso y están todos los gatos, no tengo la cámara encima. Si la tengo, cuando apunto la cámara, solo aparecen un par de mininos, y de espalda, como se puede apreciar en la imagen superior. Las fotos que saqué con mi celular fueron desechadas, porque hasta para mi alto nivel de aceptación de fotos de bajísima calidad, son malas.

2) Se me ocurrió pensar que la pobre señora que habita la casa (una señora realmente muy mayor), influenciada por los medios, debe estar convencida de que con la excusa de mirar los gatos, estoy haciendo un trabajo de inteligencia previo a asaltarla y robarle la magra jubilación que debe cobrar. Como están las cosas, temo que un día mi deseo de tomar una foto del frente de su casa sea detenido con un escopetazo.

Igualmente, la misión del fotógrafo de fotos innecesarias no será truncada por una anciana en batón. Seguiré intentando. Hasta que me aburra.

Foto innecesaria más crítica publicitaria.

9 abril 2010

1) Bueno, otra foto innecesaria y van…

2) ¿No son horribles las publicidades angurrientas? Me molestan casi tanto como las que muestran a las mujeres como idiotas y a los hombres como inútiles y/o tacaños. Odio esas publicidades que buscan convencernos de que un alimento es “tan rico” que es imposible convidar ni una cucharada y no se puede parar de comerlo (“ay, no puedo parar de comer estas galletitas, si me sacás una, me muero acá mismo” con expresión facial de orgasmo fingido; respuesta en la vida real: anda a cagar, tarado). Las de Hellmans están por conseguir que nunca más compre esa marca. Las de Dannette me ponen de mal humor, y me dan ganas de ahogar a los publicitarios en una pileta llena de postrecito… del sabor que sea.

Eso sí, si estoy comiendo chocolate, no se acerquen.

Y en una cortina metálica…

27 marzo 2010

A veces, solo a veces, hay una estética, una búsqueda inconsciente, una belleza simpática y más valiosa todavía porque es inesperada… Solo a veces.

Granizo

22 marzo 2010

Creo que esta foto la tomé hace un par de años. Fue el  típico granizo inesperado que destrozó mis plantas y un par de tejas (lo que en mi casa significa inmediatas goteras seguras; la verdad es que tendría que hacer un techo nuevo, lo que es tan imposible como que me gane la lotería, con cuyo premio haría, de alcanzarme, el techo nuevo de la casa… después de pagar un par de deudas… De hacerlo, ¿saben cómo no sería el techo? de tejas).

Mientras miraba fotos viejas, descubrí que tengo varias de fenómenos climáticos: nubarrones tormentosos, la nevada en Buenos Aires, granizos, etc.

¿Para qué? Digamos que la nieve es un fenómeno extraño en esta zona del mundo, y es atractiva visualmente, las fotos de la nieve se entienden… Pero ¿el granizo? ¿Por qué querría recordar el día que se me hizo bosta (una vez más) el techo?

¿Quién se encarga, entonces?

19 marzo 2010

No se si se ve, pero la idea de la foto es mostrar la frase con la que el partido Obrero (creo, sino era el Partido Socialista, o el de los Trabajadores, justo en la foto no salió la firma) salió a dar batalla en las últimas elecciones. “Que la crisis la paguen los capitalistas”. Una buena frase desde mi humilde punto de vista (más allá de si es factible que ese deseo sea llevado a la práctica).

Sin embargo, tengo una queja en contra de ella: mi marido, desde que la escuchó por primera vez, la utiliza como excusa para no hacer nada.

Ejemplos:

yo – Amor, ya que salís de casa más tarde, ¿harías la cama que no tuve tiempo?

él – Que la cama la hagan los capitalistas.

yo- Cielo, ¿podrías cortar el pasto?, ya no veo la calle.

él- Que el pasto lo corten los capitalistas-  ( acá hay una variante que dice: la semana que viene compro una vaca)

Para ser honesta, después de utilizar su sentimiento anticapitalista para excusarse, va y hace la cama y corta el pasto…

Pero primero, espera que los capitalistas vengan y se encarguen.

Espera inútil, desde luego.

Festejos

19 febrero 2010

Por alguna razón misteriosa, la gente, durante días festivos u ocasiones especiales, inclusive sin unas copas de más, hace cosas que de otro modo no haría. Por ejemplo: ponerse disfraces, estrafalarios vestidos de fiesta, tacos altos, sombreros ridículos, etc y actuar de tal manera que avergonzaría a monos drogados.

¿Sienten necesidad de mostrar “alegría”, “regocijo” de una forma que pueda notarse en las fotos y grabaciones de los eventos? ¿Temen pasar desapercibidos en la grabación de la fiesta del cumple de 15 de la nena?

Apenas perdono a los que actúan de esa forma levemente beodos: mi teoría es que ciertos festejos solo se soportan con unas gotas de alcohol por sobre el límite de lo aceptable: solo unas gotas. Y si no hay que manejar de vuelta al hogar. Para algo existen los remises. Pero esas gotas de más no habilitan al ridículo, en cambio nos permiten dormitar en un rincón, o apenas escuchar a los familiares.

Como no me conocen, podrían creer que yo soy una amargada de esas que sacuden críticamente la cabeza mientras el tío hace un strip tease sobre una mesa en el casamiento de alguna prima, en vez de aplaudir su audacia… Bueno, sí, esa soy yo.

En la foto innecesaria de hoy, mi hija regresando de un cumpleaños de 15. Si le digo que use una gorra en la playa para no insolarse, se indigna porque no le queda bien. Volvió con esa cosa sobre la cabeza y un chaleco de papel, y un collar de flores tipo Hawai  y…

Graffitis

17 febrero 2010

Durante bastante tiempo, me dediqué a tomar fotos de los graffitis que me cruzaba por ahí (como el frente de mi casa es una reja, y no pueden pintarlo, he defendido esta especie de arte urbano, de tener un paredón probablemente estaría en contra).

Por alguna razón (¿el deseo de comunicarnos? ¿el ansia de perdurar?), las paredes de todas las ciudades antiguas y modernas, han sido decoradas con la inventiva ciudadana. Pompeya, Roma, y como pueden ver, la estación de Lomas de Zamora, han tenido en sus muros declaraciones de amor, a otra persona, a un equipo de fútbol (o de cuadrigas en el caso de Roma y Pompeya), a un partido político…

Hay algo de niño pequeño con crayones en las manos en esta actitud… Excepto cuando dibujan órganos sexuales… U hojas de marihuana…