La señora de los gatos

La historia es así:

Todo barrio que se precie, tiene una anciana señora cuya mayor pasión es coleccionar mininos. Es algo obligatorio, supongo: en un barrio  debe haber, una escuela, una comisaría, una sala de primeros auxilios y una vieja con muchos gatos. Si no la hay el barrio es abandonado y se empieza de nuevo cuando alguien accede a cumplir ese rol.

A mi me gustan los gatos. Quizás en muchos años, cuando envejezca (ejem) ese sea mi futuro. Me pondré un batón, comenzaré a hablar con mis vecinos sobre nietos y extrañas pócimas para combatir la tos (eso va a ser todo un logro, no me gusta mucho hablar con mis vecinos) y dejaré que los gatos se reproduzcan en mi patio.

Por ahora, solo tengo un gato, pero a un par de cuadras de mi hogar, descubrí la casa de la señora de los michis. Debe haber, fácil, quince gatos, de distintos tamaños, edades y colores. Como la casa está de camino al colegio de mi hija, suelo pasar por allí una que otra vez. Obviamente, que mi idea es tomar una foto cuando todos los animalitos estén presentes, pero hay dos problemas:

1) Cada vez que paso y están todos los gatos, no tengo la cámara encima. Si la tengo, cuando apunto la cámara, solo aparecen un par de mininos, y de espalda, como se puede apreciar en la imagen superior. Las fotos que saqué con mi celular fueron desechadas, porque hasta para mi alto nivel de aceptación de fotos de bajísima calidad, son malas.

2) Se me ocurrió pensar que la pobre señora que habita la casa (una señora realmente muy mayor), influenciada por los medios, debe estar convencida de que con la excusa de mirar los gatos, estoy haciendo un trabajo de inteligencia previo a asaltarla y robarle la magra jubilación que debe cobrar. Como están las cosas, temo que un día mi deseo de tomar una foto del frente de su casa sea detenido con un escopetazo.

Igualmente, la misión del fotógrafo de fotos innecesarias no será truncada por una anciana en batón. Seguiré intentando. Hasta que me aburra.

Anuncios
Explore posts in the same categories: analisis de la realidad, fotos innecesarias, recuerdos del pasado cercano o no tanto

10 comentarios en “La señora de los gatos”

  1. Cedric Says:

    Coincido plenamente. Creo que el especimen “anciano” simplemente se aburre en su casa y busca alternativas para su vida monótona. Déjeme agregar las variantes :”anciana que llega a la plaza y todas las palomas la reconocen”; “anciana coleccionista de perros” y “anciana cuida gatos de estación de trenes”. Todas ellas utilizan la mitad de su juvilación en comida balanceada.
    saludos

  2. Emme Says:

    Si!! Claro, están todas esas variantes, y debe haber más. Ahora recuerdo, la abuela de una compañera de colegio que tenía loros! No sé cuantos habría en la casa, y lo malo era que nos daban picotazos cuando íbamos de visita. ¡Tenían que esconderlos! Y una amiga de mi abuela, tenía cincuenta canarios, en unas veinte jaulas, en un pasillo largo de su vieja casa…
    Gracias Cedric. Beso

  3. Cedric Says:

    Norma plá no tenía en cuenta en sus reclamos el gran porcentaje de la juvilación de las ancianas argentinas que se invierte en alimentación animal. Para pensar no?
    (???)

  4. Emme Says:

    ¡Quizá los reclamos de los jubilados podrían hacerlos los de los derechos de los animales! ¡Hay perros muriendo de hambre en las calles! ¡Aumento de las jubilaciones, ya!!

  5. maniachic Says:

    jajajajaa
    genial, sobrepensión alimentaria

    en mis barrios no tuve señoras de los gatos, lo que siempre había era una señora que cuidaba de uno (a veces hasta tres) perros como si fueran criaturas
    las llamábamos con el nombre del perro, por ejemplo “la señora del rinti”

    lo interesante es que esas señoras invariablemente trataban a los chicos como si fueran perros

  6. Emme Says:

    Es algo que suele pasar, sí, y pensar que, más allá de lo espantoso de que alguien invierta el aprecio entre perros y chicos, el que teóricamente es el beneficiado con ese afecto, el perro, debe odiar ser tratado como una criatura! ¡Dejame correr, lamerme los huevos y olerle el traste a los otros perros!, debe pensar el pobre animal

  7. ♠EUGE♠ Says:

    Jajajaajaaaa, es como la señora de los Simpson, si te aproximas mucho a la casa, te va a empezar a tirar con los gatos!(lo cual seria diez mil veces preferible al escopetazo, no?)
    Ahora que lo pienso, mi mama siempre perfilo para ser ese tipo de vieja, aunque mi mama es mas del tipo “zoologico”, todo bicho qu camina va a parar a casa….
    cuando viva sola, nos va a reemplazar a todos con pericos y cacatuas….

    Saludos!


  8. Yo no sólo tengo a la vieja de los gatos, también a la de los perros. No tengo nada en contra, el problema es que es la misma vieja, y vive en la casa contigua, por ende el olor a mierda que se siente es indescriptible. Igualmente, creo que si no estuviera es como decís faltaría algo. El puto aullido que me despierta a la madrugada y me hace escribir esto jaja.

  9. Cachorra Says:

    AAaaaaaahJuAjUAJAUaU…
    la vieja de los Gatos/Perros es Infaltable!
    Y coincidentemente con el Sr. PH, la que actualmente tengo yo (por favor, notar el posesivo que se esta utilizando…la vieja tiene los bichos, pero todos nosotros decimos “tener” a la susodicha vieja!)y que alimenta a todos los bichejos sueltos del barrio – perros, gatos, palomas y otras aves, etc- tambien tiene en su dpto 8 gatos y un par de perros…y toooodo el aroma invade al resto del edificio, ademas, como vive encima mio escucho las corridas que se arman a cualquier hora – dia o noche-…Un placer!
    Saludos!
    PS: La extra: la vieja los tiene entrenados y los hijos de una gran puta (y yo adoro a los animales eh?) mean y cagan desde el balcon…se imaginan no?

  10. shhiii Says:

    Tengo el leve presentimiento que de ser baja tu jubilación, te podés comer a los gatos. Quién no escuchó decir que “pasó gato por liebre” o “cuando hay hambre, no hay pan duro”. Aunque amo los gatos, así que serás palomas o animales que odie, en mi caso… qué supongo que será el tuyo!.
    Aunque debo comentarte que, en algún momento tuve una gata que milagrosamente tuvo 5 gatitas… y no es algo que le recomiendo a nadie. Eran hermosas, pero va a tener un aroma especial tu patio. Obvio, en mi casa los desalojaron y los enviaron a una veterinaria a las 6. Sí, era menor de 18… sino eramos las 7!

    Saludos, buen blog


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: